El actual servicio de transporte público no cumple con unos estándares mínimos de calidad. Es por eso que, el Ayuntamiento de Utrera va a iniciar un estudio pormenorizado con el objetivo de rediseñar la oferta de transportes públicos.

El delegado de Movilidad Paco Campanario ha recordado que los anteriores equipos de gobierno nos dejaron “un transporte muy deficiente, usado por muy pocos ciudadanos y con un coste injustificado para las arcas municipales”. “Por este motivo, es necesario modificar sensiblemente el servicio y esto no es posible sin partir de un análisis profundo de la movilidad actual y las necesidades de los ciudadanos. Esta fotografía de la situación actual no es posible hacerla sin una toma de datos que soporte las decisiones de la política municipal”.

A partir de la recopilación de la información se pretende rediseñar un sistema de transporte público que sea funcionalmente y socialmente útil, medioambientalmente aceptable y sostenible económicamente.

Campanario ha añadido que “con ello, se espera resolver muchos de los problemas que son latentes en la ciudad como son la falta de una oferta adecuada de transporte público, que actualmente tiene tiempos de desplazamiento largos, que funciona tan sólo con dos líneas, sin una integración clara y eficiente con el ferrocarril y el transporte metropolitano y que no resuelve, en muchos casos, el problema con las entidades de población tan importantes que Utrera tiene”.

El estudio incluye recopilación y análisis de la información básica: estadística, urbanismo, concesión actual, plan de movilidad, etc.; 1000 encuestas telefónicas domiciliarias de movilidad; análisis de la movilidad general; diagnóstico del transporte actual; criterios objetivos y estrategias de la nueva red; propuestas de rutas y plan de explotación: frecuencias, flota necesaria, paradas, etc.; determinación de la demanda: escenario base y proyecciones de futuro; estudio específico del tipo de autobús necesario para la prestación del servicio; estudio económico del transporte urbano: evaluación de costes de inversión, operación y mantenimiento, estudio tarifario y de ingresos, modelo financiero, etc.; evaluación de alternativas de modelo de gestión y financiación; apoyo en participación ciudadana, etc.

Entre las condiciones a determinar, la empresa adjudicataria deberá identificar: tráficos a atender, que vendrán determinados por la relación de localidades o núcleos de población diferenciados entre los que realiza el transporte, efectuando parada los vehículos para tomar y dejar los viajeros que se desplacen entre los mismos; itinerarios, definidos por las carreteras por las que discurre el servicio y los núcleos de población en los que se efectúen paradas para tomar y dejar viajeros; calendario de prestación del servicio y número mínimo de expediciones a realizar; número de vehículos que, como mínimo, deberán quedar adscritos a la prestación del servicio, pudiendo incluirse los necesarios para atender intensificaciones de tráficos, o bien el número mínimo de plazas de transporte a ofrecer, con especificación, en su caso, de las características técnicas o de la categoría de los vehículos que hayan de utilizarse; instalaciones que, en su caso, resulten necesarias; plazos de sustitución obligatoria de vehículos e instalaciones; implantación de planes de calidad y obtención de certificados de calidad de los servicios; régimen tarifario; plazo de concesión; determinación del personal afecto al servicio y sus condiciones económicas en orden a la posible subrogación; implantación de sistemas de información dinámicos para informar a los usuarios en tiempo real a través de dispositivos inalámbricos (Wi-Fi, teléfonos móviles, Internet…), en la forma que se determine por la administración contratante, etc.

Campanario ha informado que “el estudio está siendo realizado con un equipo formado por un ingeniero de Caminos, Canales y puertos, un técnico especialista en trabajo de campo, ambos con una experiencia superior a 10 años en estudios de transporte, y un licenciado en Administración de Empresas”.

El informe se está realizando actualmente y pretende ser “la base de un antes y un después en la forma de entender la movilidad y el transporte público en nuestra ciudad”. “El Plan Estratégico es mucho más amplio y abarca también una red de aparcamientos que anunciamos a principios de año y en la que estamos trabajando actualmente. La red de aparcamientos que estamos diseñando va a ser respetuosa con el entorno urbano y se van a situar en ubicaciones estratégicas para absorber buena parte del tráfico que se dirige al centro”.

Dejar respuesta