Las quejas del resto de vendedores ambulantes han proliferado últimamente debido a la competencia desleal que supone vender sin autorización municipal.

En el mercadillo celebrado el último miércoles fueron denunciados tres ciudadanos utreranos por ejercer comercio ambulante careciendo de la autorización municipal correspondiente. La actuación de la Policía Local ha sido muy requerida entre los vendedores del mercadillo y bien acogida por este colectivo.

Los tres vendedores se encontraban vendiendo distintos tipos de hortalizas. A dos de los vendedores se le fueron descomisados los artículos perecederos y posteriormente entregados por entregar factura de compra. Al tercer denunciado se le descomisó la mercancía y posteriormente destruida.

Los vendedores fueron denunciados por una infracción muy grave recogida en la Ordenanza Reguladora del Comercio Ambulante en Utrera.

La delegada de Salubridad Pública, María José Ruiz, ha declarado que “semanalmente recibimos quejas de los vendedores ambulantes que se sienten agraviados por venta ilegal en el mercadillo, pidiendo siempre mayor actuación policial e implicación del Ayuntamiento”. En ese sentido ha alabado la labor policial y su implicación en el mercadillo y ha pedido “la colaboración de todos los comerciantes ambulantes con la Policía Local en aras de luchar contra la venta ilegal”.

Dejar respuesta